Las claves del éxito de Zara

Amancio Ortega supo aprovechar una oportunidad de negocio no existente en España, adelantándose al mercado y apropiándose de un segmento que podría definirse como “moda+calidad+precio”. Creó la marca líder del grupo, Zara, consolidándola en el proceso de crecimiento y posicionamiento de Inditex y que le serviría como bandera en la adquisición de las demás marcas, manteniendo un único almacén como centro logístico.

Efectivamente, uno de los pilares de Inditex es su logística y los cortos ciclos de producción. Su eficacia operativa capaz de servir en cualquier parte del mundo en menos de 72 horas optimizando la producción en tiempo y costes le permite diferenciarse de sus rivales. Además Inditex desarrolló una posición estratégica sostenible y competitiva. Con un robusto enfoque de integración vertical, prácticamente bajo pedido, reducida inversión en publicidad y virtualmente cero existencias le permitió obtener utilidades en el 2,011 por más de US$2,500 mlls., en medio de un mercado en plena crisis.